lunes, 7 de septiembre de 2015

jueves, 3 de octubre de 2013

jueves, 25 de junio de 2009

Movimiento y quietud.

…Hay una lección divina en la afirmación de que toda fuerza consiste en movimiento y quietud, contracción y relajación, división y combinación; cuando esto se refleja en la práctica diaria para entrenar tu cuerpo, entonces podemos empezar a hablar de Budo…
…En los viejos días de ken-po había una táctica en la cual tu permitías que tu enemigo te cortara la piel, mientras tú le cortabas la carne o le permitías cortarte la carne mientras tú le cortabas los huesos. Ésta era una técnica de lucha en la cual tú tenías que quedarte quieto incluso debajo de su espada cortante, y cortar su carne justo en el momento en que él cortaba tu piel. Hoy en día, sin embargo, nosotros deploramos incluso que nos corten la piel.
No deberíamos permitir que alguien nos corte nuestra piel, porque después de todo es peligroso y dañino para el cuerpo. Deberíamos derrotar al enemigo sin llegar a esto. Esto quiere decir que cuando tú diriges a tu enemigo con tu mente, puedes derrotarlo sin dañar su cuerpo.
El Budo se debería practicar de manera que el “Conducir, o guiar al oponente” pudiera ser lo mismo que derrotarle. La técnica de cortar la carne del enemigo mientras le permites que te corte la piel es la técnica de un maestro, y no deberían utilizarla los principiantes…
…Derrotar al enemigo manteniendo una posición segura e invencible. Vencer sin sacrificar ningún hombre tuyo. Éste es un pensamiento muy necesario para tu entrenamiento Budo.
Avanzando en esto, tienes que entrenar bastante como para no dejar aperturas que tu enemigo pueda aprovechar…
…toda acción debe ser conseguida con el trabajo de kokoro. Cuando la mente (kokoro) se manifiesta en nuestro cuerpo, las cosas siguen su ritmo de acuerdo a kokoro.
Aquí nosotros entrenamos nuestros cuerpos, pero fruto de todo ello es el entrenamiento de la mente o el espíritu (kokoro).

Ueshiba Morihei, "Entrenamiento del Budo en el Aikido"

O´sensei a propósito de SHOMEN.

…Puesto que en todas las técnicas de golpear al enemigo con Tegatana la respiración del universo y la nuestra deberá ser la misma. El ataque en Tegatana se hará unificando el movimiento y la técnica Yin y Yang.
Si te enfrentas a un enemigo que viene atacando de esta manera y le loqueas con un estado mental firme que imponga como envolviéndolo dentro de tu kokoro (mente, corazón y espíritu) serás capaz de predecir sus movimientos. Entonces afinándote en esta premonición, podrás girar su cuerpo a derecha o izquierda de acuerdo con esto. O si lo abrazas en tu mente o espíritu (kokoro), serás capaz de conducirlo en cualquier dirección que el universo te pueda indicar…
…Puedes permanecer de pie más allá del límite de la línea entre la vida y la muerte teniendo una visión de cada situación de manera que incluso si has recibido un 99% de la presión de tu enemigo, entrarás en el reino de la muerte siendo capaz de encontrar el camino con claridad.
Puedes entrenar con estos pensamientos en la mente...

Ueshiba Morihei, "Entrenamiento del Budo en el Aikido"